Investigación

Hay una falta de información confiable y al día sobre muchos de las cuestiones y los problemas que enfrentan los pueblos indígenas de la Amazonía; muchos informes reciclan datos de segunda o tercera mano, o usan datos viejos, debido a la dificultad de llevar acabo nuevas investigaciones por lo que implica en cuanto a recursos, tiempo y contactos en las comunidades.

Nuestras investigaciones se basan en periodos extendidos de trabajo de campo en las comunidades y una indagación profunda de los temas de fondo. Esto permite juntar información más exacta para tomar acciones en caso de violaciones de derechos, y sirve de base sólida para respaldar los reclamos a servicios y recursos del Estado a los que tienen derecho las comunidades con las que trabajamos, como ciudadanos peruanos y como pueblos indígenas.

Usamos un enfoque participativo que prioriza la inclusión y participación de toda la comunidad y la facilitación de su propio análisis de la problemática. Esto evita la dependencia de nuestra interpretación de los problemas y necesidades que enfrenta la comunidad e involucra a los comuneros en el proceso de investigación. Estamos continuamente desarrollando nuestras técnicas para promover la participación efectiva de los pueblos indígenas y esperamos que algunos de estos logros sirvan de ejemplos para trabajos parecidos en esta área.

Las áreas de investigación incluyen los temas de territorio, uso y manejo de recursos (con una especialización en el mapeo participativo de territorios indígenas), los impactos de las industrias extractivas (petróleo, gas, madera) y las cuestiones y amenazas que enfrentan los pueblos indígenas en aislamiento voluntario.

Capacitación

Para las comunidades que no tienen experiencia directa de un proyecto de hidrocarburos, de una invasión de madereros, del esfuerzo de lograr el reconocimiento y titulación de su comunidad, es muchas veces difícil entender o evaluar cuales serán las implicancias a largo plazo de estas intervenciones externas para su forma de vida, su bien estar, su territorio y recursos naturales. Su comprensión y manejo de los conceptos de sus derechos en la legislación nacional e internacional suele ser también limitada; estos conceptos ajenos son totalmente desconocidos por los pueblos indígenas que limitan sus relaciones con la sociedad nacional. Estas son limitaciones graves para que las comunidades tomen decisiones realmente informadas sobre asuntos que afectarán fundamentalmente la vida de las futuras generaciones o para que puedan defenderse de manera efectiva si sucede una violación de sus derechos.

Además muchas comunidades y federaciones locales dependen de individuos o organizaciones con algún interés económico en ellos o su territorio para conseguir recursos o apoyo en comunicación hacia fuera, lo cual también condiciona las decisiones que toman.

Shinai trabaja con las comunidades y federaciones indígenas para reducir su dependencia de individuos e instituciones externos para que puedan tomar decisiones independientes e informadas sobre el futuro. El enfoque participativo alienta a la comunidad a reflejar sobre los cambios que los afectan, opinar sobre ellos y entrar en un debate interno de cómo quiere encarar los retos que presentan distintos aspectos de la relación con la sociedad nacional.

Promovemos la reflexión y capacitamos sobre: canales de comunicación y el uso de tecnología de comunicación; derechos indígenas; mapeo comunal; computación. También usamos viajes de intercambio para que comunidades con distintas problemáticas tengan la oportunidad de compartir experiencias y aprender la una de la otra.

Comunicación e incidencia

Establecer una buena comunicación entre los pueblos indígenas y las autoridades estatales, además que con organizaciones de defensa de derechos indígenas a nivel local, nacional e internacional, será clave para asegurar el respeto de sus derechos y una respuesta eficaz y eficiente a sus reclamos. Pero en muchos casos el aislamiento geográfico, la falta de recursos y las barreras lingüísticas dificultan las relaciones y la comunicación efectiva entre federaciones indígenas y entidades del gobierno. Esta situación se agrava también dentro de ciertos departamentos estatales que no entienden la problemática de los pueblos amazónicos, no manejan información confiable de la zona y no coordinan con otras oficinas.

Shinai coordina con las organizaciones indígenas para ayudarles a comunicar sus problemas, necesidades y preocupaciones a las autoridades pertinentes y a los grupos de incidencia. El uso de distintos medios de comunicación hace más accesible estos asuntos a un público mayor; por ejemplo, las grabaciones audiovisuales transportan la voz de los representantes indígenas directamente de la selva a las oficinas de los funcionarios que toman decisiones sobre esas comunidades. También facilitamos viajes a Lima para comuneros y delegados de las federaciones representativas para que puedan conversar cara a cara con los funcionarios para explicar su posición.

Nuestro objetivo es lograr que los derechos y preocupaciones de los pueblos con los que trabajamos se tengan en cuenta cuando se tomen decisiones que los van a afectar. Participamos en varios grupos de trabajo de temas indígenas en Lima para aumentar la comprensión del público y del Estado de estos asuntos y para asegurar que se tomen las medidas necesarias para remediarlos.