Achuar del río Corrientes

Los achuares son un pueblo jívaro que vive en el norte del Perú y en el Ecuador. Los achuares de los ríos Corrientes y Tigre han convivido más de 30 años con la explotación petrolera en sus territorios, en un inicio por parte de las empresas Occidental Petroleum y la estatal Petroperú, y luego de Pluspetrol, que compró los derechos a las concesiones de los lotes 1AB y 8 en 1986.

Las comunidades achuares, representadas por la federación FECONACO, han visto la transformación de su territorio en un yacimiento petrolero, con más de 150 pozos, más de 1000km de carreteras y un oleoducto que atraviesa sus comunidades. Hay muchos derrames cada año y las fuentes de agua están contaminadas, la fauna ha sido progresivamente envenenada y reducida, y se han producido una serie de cambios sociales catalizados por la presencia de la empresa. Todos estos cambios hacen que los comuneros, que antes dependían para la mayoría de sus necesidades de subsistencia de su territorio, ahora dependan de la empresa Pluspetrol para que les provea muchos artículos y servicios.

Los reducidos espacios del territorio achuar en la cuenca del río Corrientes que no fueron afectados por la explotación de los últimos 30 años han sido recientemente concesionadas: los contratos de los lotes 101 y 1004 los firmaron Occidental Petroleum y Burlington en 2005.